“Más de tres millones de uigures musulmanes encerrados en campos de concentración en China”: #Impreciso

Fast Check CL comprobó que es impreciso un post viralizado, a través de Instagram, donde se evidencia con videos y entrevistas los diferentes tipos de torturas que sufre la población musulmana, en los llamados “Campos de Reeducación de Xinijiang”, pero que aún dista de homologar a los centros nazis del siglo pasado.

Por Nicolás Villarroel


Un post de Instagram publicado el 26 de septiembre llamaba a que “sí eres humano, por favor compartas esto”, informando sobre un “genocidio que tiene lugar ante nuestros ojos, pero el mundo está en silencio”.

El contenido del post relata supuestos campos de concentración de China, donde el país asiático tendría encerrados a más de tres millones de uigures musulmanes . Según el artículo, los chinos son “los nuevos nazis del siglo XXI”.

Siguiendo lo que señala el contenido, se relatan las torturas que sufrirían estas personas, las que van desde la esterilización forzada hacia las mujeres, para posteriormente abusarlas sexualmente. También se denuncia que niños uigures serían separados de sus padres y enviados a orfanatos, además de torturas físicas y psicológicas en los recintos.

¿Quiénes son los uigures?

Ellos son uno de los 56 grupos étnicos reconocidos por la República de China y se ubican principalmente en la zona noroeste de dicho país, además de tener presencia en países como Kazajistán, Kirguistán y Uzbekistán.

“Viven fundamentalmente en Sinkiang, que oficialmente se denomina Región Autónoma Uigur de Sinkiang, una región autónoma de China como lo es Tíbet en el sur”, informó la BBC en 2018.

La llegada masiva de chinos de la etnia han (la mayoritaria en todo el país) a Sinkiang ha provocado que los uigures pasen a ser una minoría en su propia región, conformando un 45% de la población total (…) Los uigures acusan además a las autoridades centrales de haber intensificado la persecución a esta etnia, primero, después de las protestas que hubo en Sinkiang en los años 90 y, luego una vez más, antes de los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.

“Quiénes son los uigures, la etnia que China está deteniendo en ‘campamentos de reeducación'”. BBC News Mundo.

Una realidad lejana, pero verdadera

Lo primero que realizó Fast Check CL para comprobar la información, fue hacer una búsqueda inversa de los videos publicados y verificar su veracidad. La mayoría de ellos pertenece al medio alemán Deutsche Welle (DW) y la BBC de Reino Unido.

Reportaje de la BBC sobre los campos de reeducación.

Durante noviembre de 2019 se filtraron documentos publicados por el New York Times, los cuales mostraron cómo China controla hasta los cortes de cabello en los campos de detención de la región de Xinjiang, donde la mayoría de la población es musulmana. El gobierno chino siempre desmintió esta información y la tildó como “noticias falsas”.

Los campos de confinamiento en Sinkiang se extendieron rápidamente tras la designación, en agosto de 2016, de un nuevo jefe entusiasta del partido para esa región, Chen Quanguo, quien difundió los discursos de Xi para justificar la campaña y exhortó a los funcionarios a “capturar a todos los que se debían capturar”.

Lo que necesitas saber de los archivos filtrados sobre la detención masiva de musulmanes en China – New York Times

La opinión del experto

Fast Check CL se comunicó con Francisco Vicencio, Cientista Político (UC), con Magíster en Ciencia Política mención Relaciones Internacionales, quien señala que “si bien son llamados centro de reeducación y/o adoctrinamiento, no queda claro cuáles son los métodos utilizados, o sí es que son homologables a los campos de concentración nazis”.

Francisco Vicencio, cientista político e investigador en el Centro de Políticas Públicas Universidad Andrés Bello.
Foto: UNAB.

“No obstante, aunque no utilicen métodos de tortura, o vivan en las condiciones de hacinamiento como los que utilizó la Alemania nazi contra los judíos y otros grupos, si se trata de campos de concentración y sí se trata de violación a los derechos humanos de la etnia“, afirma Vicencio.

Dentro del post de Instagram (que a la fecha suma casi 380.000 “me gusta”), se señala que las razones de estos campos son que el Partido Comunista Chino (PCCh) quiere el “control total en Turquestán Oriental. Esto ya que China depende económicamente de esa zona y necesitaría eliminar a la población musulmana.

Respecto a eso, el cientista político está de acuerdo, ya que “el régimen lo ve como una amenaza, al igual que a otras minorías, por la presencia territorial particularmente en zonas limítrofes, y busca en ese sentido, homogeneizar a la población dentro de la cultura tradicional china y limitar su expansión”.

Su cosmovisión se opone a la del régimen comunista, que es a su vez fuertemente centralizado. Entonces, este último trata de neutralizar cualquier forma de posible oposición o disidencia. En este caso, no exterminándolos directamente a través de un genocidio, sino que a través de estos campos de concentración o “reeducación”, que son en la práctica, básicamente lo mismo.

Francisco Vicencio, cientista político.

¿Qué ha dicho la comunidad internacional?

En julio del presente año, el gobierno de Francia condenó el tratamiento “inaceptable” de China hacia los uigures y llamó al gobierno chino a permitir la visita de observadores de derechos humanos hacia el país.

“En el futuro inmediato, pedimos que China permita el acceso a observadores internacionales independientes en esta área y que permita que el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas visite Xinjiang libremente”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves le Drian.

Créditos: France24.

Además, hace dos años atrás la ONU pidió expresamente al gobierno chino liberar a los uigures de los “campos de reeducación” y lamentó que no existan datos oficiales de aquellos que han sido detenidos “incluso por expresiones no amenazantes de la cultura etno-religiosa musulmana, como saludos diarios”.

Según señala Reuters, “la comisión también pidió a China que permita a los tibetanos el acceso a pasaportes para realizar viajes internacionales y para promover el uso del lenguaje tibetano en la educación, el sistema judicial y los medios”.

Veredicto final

Tras recabar la información, nuestro medio declara como #Impreciso lo compartido en este post, debido a que en el último tiempo se han divulgado documentos e investigaciones que confirman estos sucesos, pero por lo difícil que es averiguar sobre el hermético régimen chino, y según la opinión del experto, no se puede homologar con lo que ocurrió con el régimen nazi.

Aunque cabe destacar que gracias a los aportes y reportajes de prensa, así como los testimonios de diferentes víctimas liberados en los medios y redes sociales, sí se ha visibilizado como existe una vulneración hacia los derechos humanos de esta etnia.

Por otro lado, Fast Check CL intentó comunicarse vía correo con la Embajada de China en Chile, pero hasta el cierre de esta nota no ha habido respuesta.

Fast Check CL se financia gracias a las donaciones, que nuestras lectoras y lectores nos hacen. Si te gusta el trabajo que hacemos, puedes donar desde $500 CLP mensuales para que sigamos publicando. Gracias por apoyar el periodismo independiente chileno. Ir a donaciones.

Todos los contenidos publicados por Fast Check CL son de propiedad de Tlön Comunicaciones SpA y no pueden ser reproducidos sin expresa autorización.

Agregar un comentario