(Video) Las vacunas del Covid-19 poseen un mecanismo de magnetogenética que influye sobre las personas y modifica su genética: #Falso

You are currently viewing (Video) Las vacunas del Covid-19 poseen un mecanismo de magnetogenética que influye sobre las personas y modifica su genética: #Falso
Comparte:

Un video protagonizado por el alemán, Andreas Kalcker, ha dado vueltas por diferentes partes de internet, donde se refiere a las vacunas del Covid-19, asociándolas a una nueva tecnología de la ciencia, llamada magnetogenética, y afirmando que esta influiría directamente en las personas, ya sea en su comportamiento como en su genética. Fast Check CL investigó y habló con expertos, concluyendo que se trata de una asociación completamente Falsa.


Si tienes poco tiempo:

  • El alemán, Andreas Kalcker, en un video viralizado por redes sociales afirmó que existe una asociación entre las vacunas del Covid-19 y la magnetogenética.
  • En el audiovisual, que dura 23 minutos, explica qué es la magnetogenética y cuál sería su vínculo con la inoculación, afirmando que bajo ese proceso se influiría directamente en las personas, modificando su genética.
  • Fast Check CL investigó y habló con expertos, concluyendo que se trata de una asociación completamente Falsa.
  • Pese a lo anterior, sí es cierto que existe una tecnología llamada magnetogenética, la cual es estudiada a nivel de laboratorio y no así en humanos.
  • Kalcker, además, aseveró otras falsedades, que en esta nota te contamos.

Por Paula Altamirano O.

Una vez más el equipo de Fast Check CL intenta combatir la desinformación que, muchas veces, se almacena en registros de larga duración, como es el caso que verificamos en este nota: se trata de un video de 23 minutos, difundido por un grupo de Telegram de «Chile Por la Verdad» donde aparece un hombre de origen alemán llamado Andreas Kalcker, hablando sobre la magnetogenética y el supuesto vínculo que habría entre esta tecnología y las vacunas del Covid-19, lo cual —según su reporte— traería consecuencias perjudiciales para la salud de las personas que se inoculan.

Andreas Kalcker: ¿Un científico?

Andreas Ludwig Kalcker se presenta en su página web como un investigador biofísico y Doctor honoris causa de la Universidad Ejecutiva del Estado de México. Es conocido por asegurar que el Dióxido de Cloro (CDS) ayudaría a tratar no solo el coronavirus, sino también otras infecciones e inflamaciones, agrupando el cáncer y VIH, entre otros.

Durante el año pasado, varios medios de fact checking, de diferentes zonas del mundo (1, 2, 3), desmintieron esta afirmación, asegurando que, al contrario de lo de dicho por Kalcker, el compuesto podría perjudicar la salud de las personas que lo ingieran. Por su parte, el medio latinoamericano Salud Con Lupa sostuvo en una de sus notas que los títulos de Kalcker serían de «doctor en filosofía en medicina natural, biofísica natural y psicobioenergía de una universidad sin ningún aval académico que hasta 2015 vendía certificaciones con sello de La Haya».

En esta oportunidad, el autodenominado científico fue protagonista de un nuevo video, donde se refiriere a las vacunas del Covid-19 y la tecnología que habría detrás de ella: la magnetogénetica. Allí, Kalcker asegura que con ello se podría influir directamente en las personas vacunadas, modificando para siempre su genética, siendo esto el fin último de la neurociencia.

Andreas Kalcker – Fuente: Revista Ideele

Fast Check CL investigó sobre el tema, hablando con expertos e indagando en los conceptos utilizados, declarando como Falso que las vacunas del Covid-19 poseen tecnología de magnetogenética que genera un control sobre la mente o las acciones de las personas. Además, te dejamos un glosario con las definiciones que debes asimilar para comprender el tema.

¿De qué habla el video?

En el video de poco más de 20 minutos (lo puedes ver aquí o escuchar aquí), el hombre se refiere a un «reporte de magnetismo en humanos tras vacunarse», allí muestra la composición de las vacunas con diferentes imágenes de, supuestamente, una mirada microscópica de las dosis, donde se visualiza unos «cristales»:

«¿Por qué y qué hacen cristales dentro de una vacuna?», se pregunta Kalcker, respondiéndose a sí mismo: «El tamaño (de los cristales) es muy pequeño, son nanopartículas, la nanotecnología está dentro de la vacunas, no es una hipótesis, es un hecho».

La Magnetogenética entró en la discusión antivacuna

A partir de esto, más o menos desde el minuto siete del registro, Kalcker comienza a hablar sobre la magnetogenética: “Se trata de la activación magnética no invasiva, a distancia, de actividad neuronal con un magneto receptor. En combinación con la orientación genética de tipos de células y regionales específicas, la magnetogenética acelerará nuestra búsqueda para alcanzar el objetivo último de la neurociencia: entender cómo el cerebro computa el algoritmo neuronal, transforma la información y genera la cognición y el comportamiento”.

Y continua: «Este nuevo campo de la magnetogenética pretende utilizar proteínas codificadas genéticamente y sensibles a los campos magnéticos para estudiar y manipular las células. Muchos enfoques anteriores han utilizado una proteína natural de almacenamiento de hierro llamada ferritina».

Asimismo, expone que la ferritina debe combinarse con otro elemento para llegar a cabo el proceso de magnetización, lo cual se hace con nanopartículas súper paramagnéticas a través de la magnetita, la cual estaría en el contenido de la vacuna. Sobre ello, describe: «Cuando hablamos de súper paramagnetismo nos referimos a partículas inmantables, es decir, que se imantan solo cuando hay un imán cerca pero si lo alejas no. Es un como un imán que puedes encender y apagar, y eso es porque son tan pequeñas que solo pueden crear un campo magnético».

Glosario: Una pausa para entender:

  • Ferritina: Principal proteína almacenadora, transportadora y liberadora de forma controlada de hierro. Esta se produce por casi todos los organismos vivos, incluyendo humanos, animales vertebrados, plantas, bacterias y algas.
Recreación ferretina – Fuente: Laboratorios Dr. Moreira.
  • Magnetita: Mineral de hierro constituido por óxido ferroso-diférrico. Produce un fuerte magnetismo en contacto con dosis de hierro, bajo el fenómeno de ferrimagnetismo.
Magnetita – Fuente: Minería en línea
  • Paramagnetismo: Tendencia de los momentos magnéticos libres a alinearse paralelamente a un campo magnético. Si estos momentos magnéticos están fuertemente acoplados entre sí, el fenómeno será ferromagnetismo o ferrimagnetismo. 
Paramagnetismo – Fuente: Wikipedia
  • Campo magnético: Descripción matemática de la influencia magnética entre corrientes eléctricas y materiales magnéticos.​ Está especificado por dos valores: la dirección y la magnitud.
Campo magnético – Fuente: Física eléctrica

“El problema es que estas vacunas alteran la genética de la persona para siempre”

El alemán sugiere que la composición de las vacunas del Covid-19 está manipulada con la tecnología de la magnetogenética, para influenciar directamente en las personas. Además, apunta que han muerto más de 4 mil personas sanas en el mundo después de inocularse (0,0017% de los vacunados, según su propia exposición), y que esto se atribuiría a la acidez que le provocaría en la sangre este mecanismo, la cual podría inducir a una coagulación fatal.

«Las personas son cobayas. Nosotros tenemos derecho a la vida y no a ser un experimento genético. El problema es que estas vacunas alteran la genética de la persona para siempre», sentencia al terminar su discurso.   

¿Qué hay de cierto hay detrás de esta información?

Dr. Rodrigo Díaz – Fuente: Researchgate

Tras analizar y desglosar el contenido del video, Fast Check CL se contactó con dos expertos que pudieran explicar el tema: el Doctor en Biofísica Molecular y académico de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), Rodrigo Díaz Espinoza, y el Doctor en Física y académico del Departamento de Física de la Universidad de Chile, Marco Flores.

Dr. Marco Flores –
Fuente: Universidad de Chile

En primer lugar, ambos coinciden en algo: en general es verídico lo que explica Andreas Kalcker sobre la magnetogenética, ya que se trata de un avance de la ciencia en cuanto al estudio de las células, y su control. focalizado sobre ellas. Sin embargo, los dos científicos aclaran que no está correcto afirmar que este tipo de tecnología se esté usando en las vacunas del Covid-19, y mucho menos que existe una modificación genética por ello, ya que no hay evidencia al respecto.

A continuación, haremos un desglose de las afirmaciones y las respectivas explicaciones reales.

1. Sobre la aprobación de emergencia de la fda

Una de las afirmaciones iniciales del video, antes de comenzar con el tema de la magnetogenética, es que «no existe ninguna vacuna aprobada por la FDA para prevenir el Covid-19. La FDA solo ha dado una autorización de emergencia».

A lo que el Dr. Díaz aclara: «El hecho de que haya sido de emergencia, no significa que se hayan saltado pasos o haya sido un proceso al lote, sino que se priorizaron las energías en esos fármacos, debido a la emergencia sanitaria. Eso significa que sea de emergencia».

Sobre ello, la Food and Drugs Administration (FDA), explica en su sitio web:

Una Autorización de Uso de Emergencia (EUA, por sus siglas en inglés), es un mecanismo para facilitar la disponibilidad y el uso de contramedidas médicas, incluidas las vacunas, durante las emergencias de salud pública, como la actual pandemia causada por el COVID-19. En virtud de una EUA, la FDA puede permitir el uso de productos médicos no aprobados, o los usos no aprobados de productos médicos aprobados en una emergencia para diagnosticar, tratar o prevenir enfermedades o afecciones graves o que pongan en peligro la vida, cuando se hayan cumplido ciertos criterios regulatorios, entre ellos que no existan alternativas adecuadas, aprobadas y disponibles. Teniendo en cuenta los aportes de la FDA, los fabricantes deciden si y cuándo presentar una solicitud de EUA a la FDA.

Una vez presentada, la FDA evaluará la solicitud de EUA y determinará si cumple con los criterios regulatorios pertinentes, tomando en consideración la totalidad de la evidencia científica sobre la vacuna de que dispone la FDA.

Food and Drugs Administration USA (FDA)

2. sobre los cristales

Kalcker expone unas imágenes microscópicas supuestamente de las vacunas. «Cuando él muestra la imágenes de los cristales, no da ninguna referencia sobre ello, podría ser el líquido de cualquier cosa», sostiene el Dr. Rodrigo Díaz, académico de la Usach.

Frente a lo mismo, el Dr. Marco Flores señala sobre los cristales: «¿Las proteínas bajo ciertas condiciones se pueden ordenar y formar cubitos u otras figuras geométricas? La respuesta es sí. Para saber qué pasa ahí, habría que tomar esas formas y hacer análisis de técnicas de difracción o un análisis de composición química para ver si hay evidencia orgánica o es otra cosa externa. Pero él no habla de eso ni tampoco lo hizo».

3. sobre la magnetita en vacunas

No es correcto afirmar que las vacunas contienen magnetita, ya que aquello no está estipulado en la información de los excipientes de las dosis. Al respecto, el Dr. Díaz afirma: «Pensar que hay un componente oculto es caer en teorías conspirativas».

La información sobre los componentes de las vacunas es de acceso público en la actualidad. Desde el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) han dejado un registro de la todos los datos relevantes respectivos a las vacunas, al menos las utilizadas en el país. Los puedes revisar aquí:

4. sobre la magnetogenética

El Dr. Díaz explica de qué trata esta metodología en simples palabras: «Tú puedes manipular, por ejemplo, el comportamiento de una neurona. Eso se hace en el laboratorio, no en personas, eso no se ha hecho nunca». Y hay dos formas de hacerlo:

  1. Intervención genética en la célula, «para que se exprese una proteína en la membrana de esta, que es manejable a través de un campo magnético. Es un técnica muy nueva».
  2. Inyectando nanopartículas magnéticas a la sangre, «que tienen una composición que las hace ir directamente a esas células, —no es cualquier nanopartícula como menciona el Halcker—. Por ejemplo, si yo quiero manejar una neurona tengo que inyectar una nanopartícula que ya fue modificada para que llegue específicamente a la célula (neurona), sino no va a pasar nada».

¿Para qué sirve la magnetogenética?

«Forma parte de una serie de técnicas que está dentro del ámbito de la ciencia y que se usan para entender cómo funcionan las células. Se pueden proyectar como futuras terapias pero no forman parte de las que se usan actualmente», sostiene el académico de la Usach.

Y añade: «Lo que hace es cambiar el estado de una célula, pasarlo de uno a otro pero con control externo. Esa es la gracia. Eso nos permite estudiar muchas cosas, por ejemplo, cómo se comporta una célula dentro de un sistema con muchas células. Pero tú controlas un función de la célula, no su totalidad y es algo que está recién estudiándose».

Por su parte, el Doctor en Física y académico del Departamento de Física de la Universidad de Chile, Marco Flores, señala: «Estas cosas (magnetogenética) se da a nivel celular. In vitro se han hecho estos cultivos, y en vivo yo sé que en ratas se han hecho inoculación con nanoparticulas de oxido de hierro y se activan con campos magnéticos. Pero es pensando con propósitos médicos, curas para cáncer, cosas así pero de programación neuronal yo nunca he oído algo así, no sé si pueda hacer».

Limitaciones para que sea implementada en seres humanos

Hay muchas limitaciones para que esto pueda ser ocupado en humanos, dice el Dr. Díaz, siendo la más importante que la nanopartícula tiene que cruzar el cerebro para que se produzca lo que sostiene Kalcker, y eso es lo complejo.

«Todos los humanos tenemos un barrera que se llama barrera hematoencefálica, la cual protege al cerebro de que entre cualquier cosa que esté afuera. Por eso muchas drogas (medicamentos) tiene problemas para entrar al cerebro, de hecho, es es un problema para la farmacia. La nanopartícula no la atraviesa por sí sola, por ejemplo, para dimensionar, esta es mucho más grande que un ibuprofeno, entonces prácticamente no entra a menos que esté modificado para ello, cosa que logran muy pocos fármacos de forma muy específica», explica el académico.

Barrera hematoencefálica – Fuente: Lifespan.io

Pero, y si entrara magnetita a nuestro organismo ¿pasaría algo malo? «Es algo casi impensado. Las nanopartículas son realmente pequeñas, entonces tendrías que inyectarte cantidades gigantes. Son moléculas más chicas que cualquier cosa que te imagines», explica el Dr. Díaz.

Y recuerda: «Otra cosa que menciona él (Kalcker) es que es que esta magnetita es ácida, y que eso aumentaba la acidez de la sangre. Eso es una falacia. Porque para aumentar la acidez tendrías que, nuevamente, inyectar mucho. No por el hecho de inyectarte algo ácido se te va a poner la sangre ácida. La sangre en sí tiene un amortiguador que mantienen el PH alrededor del neutro. Es muy poco probable cambiarlo, a menos que se haga una transfusión de sangre o se inyectara todos los días».

Conclusión

Para concluir, el equipo de Fast Check CL sentencia como Falso que las vacunas del Covid-19 poseen un mecanismo de magnetogenética que influye sobre las personas y modifican su genética, según lo dicho por Andreas Kalcker, puesto que carece de evidencia científica y genera falsos vínculos entre dos fenómenos (la inoculación y la magnogenética).

Comparte:

Paula Altamirano

Periodista Universidad de Santiago de Chile.