You are currently viewing ¿Qué dicen los candidatos presidenciales sobre el cambio climático en sus programas de gobierno?

¿Qué dicen los candidatos presidenciales sobre el cambio climático en sus programas de gobierno?

Comparte:

Fast Check CL revisó las menciones y propuestas más relevantes para el cambio climático disponibles en los distintos programas de Gobierno de los siete candidatos presidenciales, encontrando similitudes y distintos énfasis a la hora de abordar la emergencia climática y los desafíos del medioambiente.

Por Elías Miranda

El pasado fin de semana, a través de Twitter, el periodista Daniel Matamala publicó que el candidato del Partido Republicano José Antonio Kast, pone en duda el “origen del cambio climático, planteando la continuidad de centrales a carbón”. El punto mencionado por Matamala es el 385, que dice lo siguiente:

“(…) Se adoptarán medidas de captura y secuestro de emisiones antropogénicas o cierre de las principales plantas térmicas, en el caso de que se valide fehacientemente la postura climática dominante, que hasta ahora no se aprecia, pues se basa en simples correlaciones recientes”. 

Si bien se habla de “que hasta ahora no se aprecia”, en el documento programático constatamos que hay diversas menciones al cambio climático y posibles soluciones en el futuro. En razón de lo anterior es que Fast Check CL decidió revisar todos los programas presidenciales para conocer sus propuestas respecto a este tema.

A modo de ejercicio, en el buscador de palabras logramos detectar las siguientes menciones explícitas al cambio climático.

  • José Antonio Kast: 9
  • Gabriel Boric: 8
  • Sebastián Sichel: 5
  • Yasna Provoste: 23
  • Marco Enríquez-Ominami: 8
  • Franco Parisi: 4
  • Eduardo Artés: 0

JAK: Agricultura mapuche, sequía, erosión de suelos

Por su parte, José Antonio Kast cuenta con un apartado respecto al Medioambiente, en el que se indican distintas proposiciones para su sustentabilidad, haciendo mención a la responsabilidad ambiental, al concepto de eco-inteligencia y otros asuntos como el uso del agua y el fin a las “zonas de sacrificio”.

  1. Conforme al cambio climático, el ex diputado de la UDI, hoy Republicano, hace su primera mención en la páginas 65 de su programa, en el punto 185, el que el fenómeno global sería “aprovechado en favor de la pequeña agricultura mapuche”, en torno al cultivo de plantaciones frutales que irían en beneficio de las comunidad indígena a través de la creación del Plan de Fomento Frutícola. 
  1. Crisis hídrica, en el que se no se otorgarán derechos de agua “que a futuro no existirán por largos periodos de tiempo debido a las sequías”, incluyendo la estimación de los “futuros efectos del cambio climático”. También, como medida para paliar esas consecuencias se desarrollará “un conjunto de tecnologías de desalación”.
  1. Tecnología: También se contempla un sistema de monitoreo de bosques que mida el estatus y el comportamiento de las reservas forestales respecto al cambio climático”. 
  1. Forestal: Por último, en el punto 599, se describe que habrá “un compromiso del sector forestal con el desarrollo industrial de Chile” a través de acuerdos internacionales como el Programa de Reducción de Emisiones del Fondo del Carbono, lo cual incluye el uso de suelos (erosión).

Gabriel Boric: Tecnología, leyes, fondos soberanos, fauna

El documento reconoce que en Chile existe una emergencia climática que si bien “no provocó, sí sufrirá sus impactos más agudos si no se adapta y contribuye a reducir las emisiones de GEI”. 

Por ende, el candidato de Apruebo Dignidad contempla una serie de medidas para afrontar la adversidad del cambio climático. Entre las primeras referencias al asunto destaca una nueva estrategia de desarrollo minero “la cual considerará el desarrollo de la actual y nueva infraestructura de abastecimiento de insumos y energía”, entre ellas: puertos, carreteras, redes eléctricas y almacenamiento de abastecimientos.

A raíz de lo anterior, los planteamientos para contrarrestar la emergencia climática son:

  1. Estrategia de Adaptación Transformadora (EAT): Creación de Planes de Sistemas alimentarios, marcos regulatorios, fortalecimiento de Gobiernos regionales y locales, modificación ley Orgánica Municipal, nueva Ley de Cambio Climático, programas para el Ministerio de Ciencias y Tecnologías, Fondo Soberano para la Adaptación del Cambio Climático y el decreto para instaurar el “Día Nacional de la Memoria ante Desastres y la Crisis Climática”.
  2. Comisión de Transición Justa con el objetivo de anticipar impactos ambientales, incluyendo comunidades, el Estado y privados.
  3. Incentivar y cumplir los tratados internacionales: Acuerdo de Escazú.
  4. El programa también enfatiza en la tecnología y la sofisticación de, por ejemplo, el monitoreo de fauna marina (Sistema Integrado de Observación del Océano Chileno) y “adaptar la infraestructura portuaria de la pesca artesanal frente a los cada vez más frecuentes impactos del cambio climático”. También se remarca la implementación de impuestos verdes.

Programa en construcción

Resulta preciso señalar que el programa no se encuentra disponible en la página web, por lo que lo detallado anteriormente corresponde a lo dispuesto para la primaria de julio pasado. Se espera que a fin de mes se vuelva a presentar el documento con lineamientos de Chile Digno (PC-FVRS). Es decir, se espera un nuevo programa con aportes de los otros partidos que componen su alianza política.

Sebastián Sichel: Economía circular, impuestos verdes e hidrógeno verde

Para el caso del candidato de Chile Podemos +, se observan cinco pilares medioambientales con el objetivo de enfrentar el cambio climático, a pesar de que la herramienta Pintpoint detectó solo cinco menciones al cambio climático  y ninguna a su equivalente: emergencia climática. Un programa enfocado en el desarrollo económico:

  1. Emergencia climática: Ampliar la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor con el objeto de organizar y financiar la gestión de los residuos que generan sus productos: “neumáticos, envases y embalajes; aceites lubricantes; aparatos eléctricos y electrónicos; pilas; y baterías”. Adicionalmente se incluye “cultura de justicia territorial” y la implementación de un modelo agroalimentario.
  2. Energía eficiente y limpia, llevado a cabo mediante una ley de eficiencia energética correlacionado con viviendas habitacionales que cumplan con este requisito, impuestos verdes y nuevos proyectos de energía solar.
  3. Hidrógeno verde: Se hace hincapié en incentivar alianza público-privada para inversión de esta índole, proyectable a exportación y a la adecuación en otras esferas del país como obras públicas y transporte.
  1. Eficiencia hídrica: se espera mejorar la infraestructura hídrica, creando más embalses y acueductos, endurecer penas a quienes usurpen agua y mayor facultades de fiscalización para la Dirección General de Aguas (DGA). 
  1. Medio ambiente: el fin a las zonas de sacrificio, la creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP) y la fiscalización a materias relacionadas en torno a leyes de plásticos.

Yasna Provoste: Descarbonización, pobreza energética, crisis hídrica y energía 100% renovable

De las orientaciones programáticas alrededor del cambio climático, lo presentado por Yasna Provoste es uno de lo más robusto en cuánto a lidiar con sus consecuencias. No solo por la reiteración del concepto, sino por las páginas dedicadas y la jerarquía dentro de los ítems del programa. De hecho, es en el lineamiento cuatro (emergencia climática) donde se presentan sus propuestas para afrontar el fenómeno:

  1. Institucionalidad: El fortalecimiento de la Corporación de Fomento de la Producción que priorice la economía circular y la descarbonización; Banca Pública de Desarrollo, la implementación de una Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático. Se hace referencia a empresas públicas que avancen en desalinizado e hidrógeno verde. 
  2. Nuevas estrategias de desarrollo inclinadas hacia la sustentabilidad, como en el caso de bienes y servicios destinados a la exportación.
  3. Nueva Ley Marco de Cambio Climático que adapte las diferentes instancias del aparato del Estado a la emergencia climática cooperando con el Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres, como igualmente la incorporación de herramientas de mitigación en el sistema financiero que irán de la mano con “infraestructura pública y privada con criterios de resiliencia” (página 30).
  4. Carbono neutralidad, lo que implica metas a mediano plazo hacia 2040, incorporando medidas de reparación para las zonas de sacrificio, cierre de termoeléctricas a carbón y un impuesto.
  5. Crisis hídrica: fortalecimiento de infraestructura verde, desarrollo de eficiencia hídrica, énfasis en Organismos de Cuencas y acueductos, y la modificación de la autoridad a cargo de la gestión del agua.
  6. Energía 100% renovable, que abarca distintas áreas de la sociedad, entre ellas viviendas y barrios (plantación de árboles, nuevos métodos de calefacción) que superen la “pobreza energética”; regulación de los mercados eléctricos y electromovilidad.

ME-O: Acuerdo de Escazú, leyes ambientales, soberanía alimentaría e hidrógeno verde

Entre las 134 páginas con las que cuenta el programa del candidato del Partido Progresista (PRO), es en el punto 10 donde se aboca a presentar sus directrices ambientales, ofreciendo un diagnóstico global y nacional respecto a las consecuencias presentes y futuras del cambio climático.  

  1. Se pone de relieve la suscripción inmediata al Acuerdo de Escazú con la finalidad de fomentar la reactivación económica y profundización democrática, subrayando su importancia en “transparencia medioambiental, participación ciudadana y derechos humanos”.
  2. Preservación, en cuanto a la iniciativa de una nueva Ley de Bosque Nativo, protección de humedales, crisis hídrica (derecho al agua, creación de Agencia Nacional de Agua Autónoma y el fortalecimiento de la DGA); e impuesto al uso económico del agua. 
  3. Soberanía alimentaria: Control de producción y distribución de semillas híbridas, instalando una prohibición al cultivo de semillas transgénicas; planificación hídrica en zonas rurales en materia agronómica; y eliminación de “pesticidas tóxicos”.
  4. Construcción de proyectos de Energías Renovables no Convencionales (ERNC), “sobre la base de las concesiones onerosas de bienes fiscales a la inversión privada”, siendo el hidrógeno verde la punta de lanza. También se incluye la llamada tributación verde.

Franco Parisi: Institucionalidad ambiental, tratamiento de residuos, reciclajes y políticas hídricas

De acuerdo a lo revisado, la carta presidencial del Partido de la Gente destina extensas páginas con distintas determinaciones, las cuales tienen 75 propuestas medioambientales, mencionando en cuatro ocasiones el cambio climático. A continuación las más relevantes:

  1. Instituciones: Ampliar tribunales ambientales para cada región del país, conferir mayores facultades de fiscalización y autonomía para la Superintendencia de Medio Ambiente en torno al sector privado; incorporando diversas tecnologías para monitorear: Tecnologías de la información y comunicación (TICs), e Inteligencia Artificial (IA).
  2. Protección del medio ambiente y comunidades, dotando de atribuciones a la Armada de Chile. Por lo demás, se clarifica que en caso de episodios críticos de comunicación en alguna localidad, “la propuesta es optar por el teletrabajo y clases a distancia en colegios y universidades”. Proyecto educacional que promueva la economía circular.
  3. Residuos y reciclaje: Potenciar a las municipalidades para la recolección de residuos domiciliarios, plantas de reciclaje a nivel zonal (como por ejemplo, los materiales de construcción que se extraen de áridos) y un diseño de evaluación para los relaves mineros.
  4. Políticas hídricas: Una reforma al Código de Aguas, con especial atención a la distribución de los derechos de agua y participación vinculante de las comunidades. Protección de los glaciares como consecuencia del “cambio climático y otras actividades que los afecten” (página 39).
  5. Otros: Eficiencia energética, hidrógeno verde, plan de forestación (plantación de 500.000 árboles en las zonas macrocentro y macronorte). Se contemplan estudios para la medición de semillas transgénicas, monitoreo sectorizado para la medición de dióxido de carbono y un programa de Conservación y Protección de Corredores Biológicos (flora y fauna).

Eduardo Artés: El fomento de la energía nuclear

Para el caso de Artés, de acuerdo a un documento del programa político de Unión Patriótica (UPA), no hay menciones explícitas a cambio climático, ni calentamiento global y emergencia climática. Incluso solo hay una sola mención a medio ambiente, aunque se abordan puntos relacionados a energías renovables donde el Estado jugaría un rol estratégico para así “garantizar una producción energética asequible para todos” y “enfrentar a los gigantes monopolios dedicados a la generación energética”.

Destaca el fomento a la producción de energía nuclear, “ya que estas formas de energías (renovables) aún son ineficientes”, por lo que sería ideal “la explotación y extracción de uranio, aunque “si bien sus cantidades son desconocidas”.

Otro documento encontrado en el sitio web de UPA, en el que se señalan “40 medidas del Gobierno Patriótico y Popular”, se puntualizan dos propuestas en torno al medio ambiente:

  1. “Un nuevo modelo de desarrollo sustentable: Con las medidas señaladas, se irá sustituyendo el actual modelo de explotación de la naturaleza, basado en la maximización de la ganancia de los dueños del gran capital, por uno que asiente en el bienestar social y en el equilibrio del ecosistema su modo de operar”.
  2. “Explotación de las fuentes de materias primas en consonancia con la naturaleza: Se estudiarán formas de explotación en creciente equilibrio con los ciclos naturales de nuestro medio ambiente. Para ello, se estudiará la factibilidad de crear un organismo a cargo del estudio y recopilación de experiencias en otros países, de evaluar los costos y beneficios atingentes a este tema”.

Fast Check CL constató que las coincidencias entre los distintos programas están en: impuestos verdes, hidrógeno verde, eficiencia energética, descarbonización, derechos de agua, reciclaje, la soberanía alimentaria, economía circular y el fin a las zonas de sacrificios. Finalmente, cabe destacar que este Especial es un resumen de las propuestas para el cambio climático y no la totalidad de sus contenidos respecto a la materia.

Comparte: