Se quintuplicaron las consultas por Trastornos Alimentarios: no existen leyes que los consideren

You are currently viewing Se quintuplicaron las consultas por Trastornos Alimentarios: no existen leyes que los consideren
Comparte:

Un estudio reciente de la Universidad Cat√≥lica arroj√≥ que las consultas por trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia, bulimia y el trastorno por atrac√≥n, se quintuplicaron en los √ļltimos a√Īos y a√ļn as√≠ el Estado no considera estas enfermedades dentro de su legislaci√≥n. De hecho, ni siquiera se puede saber qu√© tanto han aumentado a nivel nacional, pues el Ministerio de Salud no tiene un n√ļmero actualizado de las personas afectadas por estas patolog√≠as.


Por Isidora Osorio

Un estudio reciente arrojó que las dietas mágicas que se comparten en la red social de Tik Tok podrían aumentar los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) como la anorexia, bulimia y el trastorno por atracón.

Esto aparece en un momento cr√≠tico, pues distintos estudios han comprobado que los TCA aumentaron notablemente despu√©s de la aparici√≥n del covid-19. Por ejemplo, una investigaci√≥n publicada en el Journal of Eating Disorders, asegura que durante la pandemia se vio una mayor demanda en los servicios de trastornos alimentarios de Nueva Zelanda. 

Lo mismo arroj√≥ un art√≠culo del Journal of Clinical Medicine, donde se menciona que ¬ęhubo un aumento del 66% en los ingresos hospitalarios por trastornos alimentarios entre ni√Īos y adolescentes en Irlanda desde la pandemia¬Ľ.

En Chile tambi√©n hay estudios que han observado que las consultas por trastornos de la conducta alimentaria se quintuplicaron despu√©s de la pandemia. Sin embargo, no se puede contar con una cifra oficial actualizada, pues el Ministerio de Salud no tiene un registro del n√ļmero de personas afectadas por estas patolog√≠as, a pesar de que la anorexia es la enfermedad mental con mayor mortalidad. 

Aumento de las consultas por TCA en Chile

Respecto a la realidad actual que vive Chile frente a los trastornos alimenticios, el Centro de Pol√≠ticas P√ļblicas de la Universidad Cat√≥lica realiz√≥ un art√≠culo, donde se observ√≥ que las consultas por este motivo aumentaron entre cuatro a cinco veces durante los a√Īos 2019-2021.

¬ęDe acuerdo a resultados preliminares, un 75% de la poblaci√≥n consultante por TCA se encuentra entre los 10 y 25 a√Īos, con un preocupante 40% entre los 10 y 17 a√Īos, pudiendo objetivar un aumento de la consulta por esta causa durante los a√Īos 2019-2021, entre cuatro a cinco veces la de a√Īos previos¬Ľ, se afirma en el estudio. 

De igual manera, en otra publicación de la Universidad Católica se asegura que las consultas asociadas a los trastornos alimentarios se ha elevado en un 30% en adolescentes chilenos. Además, se menciona que el riesgo de padecer un TCA afecta alrededor del 12% de los adolescentes del país

Coincide con esto María Pía de la Maza, nutrióloga de la Clínica Alemana, quien al ser contactada por Fast Check, mencionó que las consultas por este motivo han crecido de manera importante en su centro de salud después de la llegada de la pandemia. Además, ha observado que la edad de las personas que asisten por este tema ha disminuido.

Ver√≥nica Iribarra, nutricionista de la Unidad de Trastornos de la Alimentaci√≥n de la Red Salud UC Christus, tambi√©n argumenta que ¬ęnosotros, que llevamos 15 a√Īos viendo pacientes con TCA, hemos visto que ha aumentado mucho, sobre todo en la pandemia. Esto es coherente con lo que se est√° reportando en el mundo.Tambi√©n a m√°s temprana edad se est√°n viendo pacientes m√°s graves¬Ľ. 

No hay cifras oficiales actualizadas

Sin embargo, no se puede saber con claridad el aumento de los trastornos alimenticios a nivel nacional, pues en Chile el Ministerio de Salud no cuenta con un registro reciente del n√ļmero de personas afectadas por estas patolog√≠as. Al buscar este dato en el Departamento de Estad√≠stica e Informaci√≥n de Salud (DEIS), en los programas de salud mental y los de alimentaci√≥n no se encontr√≥ nada vinculado con esto.

De hecho, las actuales iniciativas a nivel de gobierno (Plan Nacional de Salud Mental 2017-2025 y Ley de Salud Mental) no incluyen a los TCA.

Por esta raz√≥n, en junio se ingres√≥ un proyecto de ley que busca que el Estado entregue ¬ęprevenci√≥n, atenci√≥n, diagn√≥stico y tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria¬Ľ. Sin embargo, no ha tenido mucho √©xito, pues no ha avanzado dentro de la C√°mara de Diputados.

¬ęA nivel de Estado efectivamente esta es una enfermedad invisible, es decir, no existe. Las √ļltimas cifras oficiales del Ministerio de Salud son del a√Īo 2007 y del Colegio M√©dico de 2011. Esto ya era alarmante en ese momento porque estaban aumentando los TCA, entonces imag√≠nate ahora¬Ľ, asegura Sophia Bugue√Īo, psic√≥loga cl√≠nica especialista en trastornos de la conducta alimentaria y una de las autoras del proyecto de ley antes mencionado.

Esto coincide con lo que plantea una investigaci√≥n reciente de la Universidad de Chile, donde se se√Īala que los trastornos de la conducta alimentaria han recibido menos atenci√≥n que otras enfermedades de salud mental.

¬ŅCu√°les son las consecuencias de esto?

La situaci√≥n resulta a√ļn m√°s problem√°tica si consideramos que los TCA tienen importantes consecuencias m√©dicas y econ√≥micas para los pacientes, en especial la anorexia, patolog√≠a mental con mayor mortalidad.

Consecuencias médicas

De acuerdo a un estudio, publicado por la Cl√≠nica Alemana, los TCA ¬ęson trastornos ps√≠quicos con consecuencias org√°nicas graves, derivadas de la desnutrici√≥n, restricciones nutricionales y desequilibrios hidroelectrol√≠ticos, alcanzando una mortalidad de 6% a 12% por causas m√©dicas y psiqui√°tricas. La anorexia nerviosa (AN) tiene la mortalidad m√°s alta entre las enfermedades psiqui√°tricas. Las complicaciones cardiovasculares pueden presentarse hasta en 80% de las pacientes y explican el 30% de la mortalidad¬Ľ.

De igual manera, el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, explica que estas enfermedades pueden tener consecuencias graves para la salud como osteoporosis, problemas al coraz√≥n, infertilidad, da√Īo cerebral, malestar e irritaci√≥n intestinal, adem√°s de desequilibrio de los electrolitos (con niveles demasiados bajos o demasiados altos de sodio, calcio, potasio y otros minerales) lo que pueden originar un accidente cerebrovascular o ataque al coraz√≥n.

Coincide con esto la nutri√≥loga Mar√≠a P√≠a de la Maza, quien asegura que ¬ęes grav√≠simo que no se est√©n implementando pol√≠ticas p√ļblicas respecto a este tema porque estamos hablando de enfermedades que tienen mortalidad. De hecho, una de ellas es la que tiene mayor mortalidad de todas las patolog√≠as psiqui√°tricas. Entonces, si no se tratan de manera adecuada, en los casos m√°s graves, pueden morir por problemas de salud o porque se suicidan y si no pasa esto la enfermedad tiende a hacerse cr√≥nica¬Ľ.

Imagen que muestra la distorsión corporal que viven las personas con anorexia. Obtenida en Psicología y Salud.

Consecuencias económicas

Además de los problemas de salud se pueden encontrar consecuencias económicas, pues los tratamientos son costosos.

De acuerdo a un estudio publicado por el Journal of Eating Disorders, los trastornos de conducta alimentaria en Estados Unidos tuvieron un costo econ√≥mico, durante el a√Īo 2018, de 11.800 millones de d√≥lares por persona. De igual manera, se asegur√≥ que ¬ęla reducci√≥n sustancial en el bienestar asociado por los trastornos alimentarios se valor√≥ adem√°s en $ 326,5 mil millones¬Ľ.

Las consecuencias econ√≥micas no solo se observan en Estados Unidos. Seg√ļn Ver√≥nica Iribarra, la hospitalizaci√≥n por TCA en Chile es muy costosa. ¬ęPara nosotros es bien serio que no se realicen pol√≠ticas p√ļblicas porque esto implica que los TCA se cronifiquen y eso sale mucho m√°s caro. Todas las hospitalizaciones son tremendamente caras porque son hospitalizaciones prolongadas¬Ľ, asegura.

Coincide con esto la psic√≥loga Sophia Bugue√Īo, quien explica que ¬ęlas hospitalizaciones como tales de TCA, donde se hace un abordaje mucho m√°s integral, es en centros privados, en el sistema p√ļblico solo se trabaja el peso del paciente. Entonces, ¬Ņqu√© pasa despu√©s? El paciente sale y vuelve a recaer¬Ľ.

¬ęObviamente todo esto implica un costo, dependiendo de la gravedad de un paciente con TCA, le debiera salir un mill√≥n de pesos mensuales m√≠nimo y si fuera un paciente muy grave la hospitalizaci√≥n podr√≠a llegar a salir 60 millones de pesos, esto no est√° al alcance pr√°cticamente de nadie¬Ľ, enfatiza.

¬ŅC√≥mo se puede avanzar?

De acuerdo a Bugue√Īo, para avanzar en este tema Chile tiene que contar con cifras de las personas afectadas con estas patolog√≠as, se debe especializar a los equipos de salud en este tema, educar a los padres, a los pacientes y a todas las personas. Adem√°s, plantea que se debe trabajar en la prevenci√≥n e incluir estas enfermedades en el GES.

De igual manera, el art√≠culo del Centro de Pol√≠ticas P√ļblicas de la Universidad Cat√≥lica afirma que ¬ęes necesario trabajar en las barreras de acceso a intervenciones en las etapas de inicio de los TCA, mejorando la educaci√≥n en salud mental en instituciones de educaci√≥n, ampliando la concientizaci√≥n respecto de las consecuencias de los trastornos mentales y fomentando una cobertura amplia en los planes de salud¬Ľ.

Adem√°s, Fast Check CL se contact√≥ con el Ministerio de Salud para conocer los avances en este tema y saber si tienen alguna cifra del n√ļmero de personas con TCA en Chile, pero, hasta el cierre de esta nota, no se obtuvo ninguna respuesta.

Comparte:

Isidora Osorio

Periodista de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Trabajé como investigadora en el Premio InspiraTec del Ministerio de Economía de Chile, en el programa Mi Barrio de Canal 13 y fui finalista del premio Periodismo de Excelencia de la Universidad Alberto Hurtado (2018). Mi gran pasión son analizar temas con datos, hacer fact checking y descubrir cosas nuevas en ciencia y salud.