You are currently viewing (Video) Flúor en agua y pasta de dientes reduce el coeficiente intelectual: #Engañoso

(Video) Flúor en agua y pasta de dientes reduce el coeficiente intelectual: #Engañoso

Comparte:

En un video de Instagram se afirma que el flúor en el agua y pasta de dientes reduce el coeficiente intelectual. Fast Check CL investigó y analizó una serie de datos para poder calificar de engañosa esta aseveración.


Por si no tienes tiempo:

  • La cuenta de Instagram de “Chile Digno” publicó un video donde se asegura que el flúor en el agua y pasta de dientes reduce el coeficiente intelectual.
  • La indagación de Fast Check CL reveló que si bien existen antecedentes sobre ello, son preliminares y aislados, según la zona del mundo.
  • Asimismo, se constató que “Chile Digno” comparte contenido de desinformación constantemente.
  • Por lo mismo, y en conjunto a otros datos relevantes expuestos en la nota, se calificó como engañoso lo expuesto en el video.

Por Paula Altamirano O.

A través de un video publicado en Instagram, se escucha una voz en off diciendo: “Fluor en el agua y en las pastas de dientes atonta a los estadounidenses al reducir en promedio el coeficiente intelectual operativo y hacer que la gente sea mucho más dócil de lo que normalmente sería”.

Fast Check CL revisó material académico e información oficial, y consultó con un experto, lo cual dio como resultado que esta afirmación sea calificada por nuestro medio como engañosa.

El origen del video

¿Cuál es el origen del video? No hay una presentación de la persona que relata el video ni una aclaración de la fuente de información que se utiliza. Sin embargo, sabemos quien lo publicó: la cuenta de Instagram @chiledigno, la cual tiene un total de 4.521 seguidores.

Publicación en Instagram de “Chile Digno” sobre el flúor en el agua.

“Chile Digno” se describe como un “movimiento soberanista, fundado en enero del 2018 compuesto por chilenos patriotas cansados de la división izquierda y derecha”, según su biografía en Instagram.

Tienen una página web donde publican actividades, datos y opiniones de diferente índole, destacando en su inicio consignas como: “Falsa pandemia. Médicos por la verdad”, “No más izquierda y no más derecha”, “Firmar el TPP11 es traicionar a Chile” y “Los medios mienten. Son marionetas de la OMS”.

Además, su web contiene una vitrina de columnas y videos donde se refieren a la pandemia como un modelo de control de la población, desincentivan el uso de la mascarilla y cuestionan la Agenda 2030 de Naciones Unidas, entre otras cosas.

Flúor en agua y pasta de dientes reduce el coeficiente intelectual: #Engañoso

Más de mil reproducciones tiene el audiovisual de un minuto y medio, que reproduce solo imágenes referenciales y una voz de fondo, de acento español y un origen que pareciera computarizado.

Fast Check CL separó todos los enunciados del video, dejando el primero: “Fluor en el agua y en las pastas de dientes atonta a los estadounidenses al reducir en promedio el coeficiente intelectual operativo…”, como el único verificable. Lo hicimos y lo calificamos como engañoso. Las razones a continuación:

Uso de flúor en el agua potable y pasta dental

Primero, efectivamente en muchas regiones del mundo, incluyendo Estados Unidos y Chile, se hace una fluoruración de la pasta dental, del agua potable y otros líquidos, como la leche.

“Se hace para prevenir caries y durezas del esmalte. La política funcionó y fue un éxito”, explica Mario Faúndez, Dr. en farmacología y académico de la Universidad Católica de Chile.

Y continúa: “El mineral fluoruro de sodio, o aveces compuestos más complejos, está en el agua de forma natural y también es puesto artificialmente (política pública). Debe usarse en las cantidades permitidas, y no puede excederse de las 10 ppm (unidad de medida: “partes por millón”, un símil de “miligramos por litro”: mg/L).”

Dosis recomendada

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una cantidad de flúor en el agua de entre 0,5 y 1 mg/L, siendo 1,5 mg/L la dosis más común entre los países que usan esta política pública, según una investigación académica del 2017, bajo el nombre de “Consecuencias de la fluoración del agua potable en la salud humana”.

En Chile, se comenzó a normar sobre esto en 1953. En la actualidad, la concentración de flúor óptima recomendada en el agua potable, sea natural o artificial, oscila entre 0,6 y 1,0 mg/L, con un límite máximo
de 1,5 mg/L, según el Informe técnico de la fluoración del
agua potable
de la Subsecretaría de Salud Pública, publicado en febrero de 2018.

Por su parte, la normativa legal de Estados Unidos tiene como límite 2,0 mg/L, y desde el 2015 los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) del país recomiendan que sea de 0,7 mg/L.

¿Todos los países usan estas políticas públicas?

No. Se acogen a estas medidas aquellas regiones del mundo que estiman que son necesarias para su territorio, es decir, donde puedan existir carencias de la salud dental o en su acceso.

Por ejemplo, países como Bélgica, Dinamarca, Noruega y Suecia no contienen fluoruro ni en el agua potable ni en otro producto o alimento. El Dr. Faúndez aclara que esto se debe a que “esos países tienen otra cultura y otro servicio, hablamos de visitas al dentista periódicas, buen acceso y mejores tratamientos de salud dental y bucal”.

¿Puede generar un daño a la salud?

1) Fluorosis dental

Los estudios relacionados a colocación de fluoruro en el agua potable señalan que el consumo excesivo, podría generar fluorosis dental, una alteración en la formación del esmalte, la que genera pequeñas manchas de color blanco en la superficie de las piezas dentales.

Esta condición es la más común que podría presentarse ante un uso excesivo. “A veces el agua natural trae cantidades de flúor de la que no tenemos noción, puede pasar que alguien consuma de esa, y además de otra con flúor u otros productos y allí se produzca un exceso”, señala el Dr. en farmacología.

Fluorosis dental – Imagen de sanitas.es

2) Fluorosis esquelética

Otro tipo de patología que podría provocar un consumo desmedido de flúor es la fluorosis esquelética, una condición que provoca cambios en la estructura de los huesos, haciéndolos extremamente frágiles y quebradizos.

Ante esta enfermedad, la OMS sostiene que es relevante evaluar en qué zonas es conveniente introducir flúor en el agua potable, puesto que no todas tienen las mismas condiciones, explicitando que lugares como África, India y China han presentando altos niveles de pacientes con fluorosis esquelética.

La OMS, en su Programa Internacional de Seguridad de las Sustancias Químicas, explica que “la incorporación de una cantidad excesiva de flúor habitualmente se produce debido al consumo de agua subterránea naturalmente rica en flúor o cultivos que absorben el agua de riego que contiene esta sustancia”.

Fluorosis esquelética – Imagen de mipuntodevista.com.mx

3) ¿El flúor reduce el coeficiente intelectual?

En cuanto a la afirmación en cuestión, donde se sostiene que el flúor reduciría el coeficiente intelectual, hasta el día hoy no es certera, y está basada en estudios bajo condiciones específicas.

Sin embargo, sí existen investigaciones que analizan posibles vínculos de problemas en el coeficiente intelectual con la ingesta de grandes cantidades de floruro.

Estudios sobre el tema:

  • Un análisis del 2012, basado en 27 estudios realizados en regiones de China e Irán, concluyó que la exposición crónica al fluoruro del agua afectaba al neurodesarrollo de los niños y su coeficiente intelectual (CI) y llamaba a estudiar la exposición prenatal a este elemento.
  • Por otro lado, un estudio publicado en 2011, hecho con 160 niñas y niños en el estado de Karnataka, India, demostró que el porcentaje de quienes tenían fluorosis dental estaba más en la categoría de CI extremadamente bajo y bajo, mientras que los que no la padecían tenían un CI medio o alto.
  • Como último ejemplo, está la indagación (2015) hecha en Dunedin, Nueva Zelanda, a personas nacidas entre 1972 y 1973, donde no se observaron diferencias significativas en el coeficiente intelectual ante la exposición al fluoruro, por lo que los hallazgos no apoyan la afirmación de que el fluoruro sea neurotóxico en cantidades recomendadas.

Cabe señalar que este último estudio asevera que se ajustaron posibles variables que incidan en el resultado como el sexo, el estado socioeconómico, la lactancia materna, el peso al nacer y el logro educativo de los adultos consultados. 

Dosis altas, crónicas y en ciertas regiones del mundo

Consultamos con el Dr. Mario Faúndez, quien aseguró que para que se presenten daños de tipo neurológicos por el consumo de fluoruro, las cantidades debiesen ser significativamente altas, de unos 1.000 o 1.500 ppm, acompañado de un consumo crónico. Y enfatiza que “de todas maneras el beneficio es mucho mayor al riesgo”.

Del mismo modo, los estudios presentados afianzan lo expuesto por la OMS: que en ciertas regiones del mundo (como China, India y África) existen más casos con efectos adversos ante un consumo desproporcional de fluoruro, por la ingesta sobre los niveles recomendados debido al campo geográfico.

En el caso de Chile, el informe técnico concluye que “no existe asociación entre la fluoración de agua potable en las concentraciones recomendadas para la prevención de caries (cercanas a 1 mg/L) y las fracturas óseas, cáncer y otros posibles efectos”, lo cual se basa en la experiencia de Estados Unidos.

Conspiración

En el sitio web de Chile Digno existe una columna, con fecha 28 de mayo del 2019, refiriéndose a la fluoración como un mecanismo de dominación de la población y una “medicación masiva hacia la comunidad”, dando argumentos que se contraponen a la base empírica, y se basan en teorías conspirativas.

También, hallamos un nota sobre las vacunas que ocupan la metodología de “ARN mensajero”, tildándolo de un sistema para programar a la población. Es un tema que ya habíamos verificado anteriormente en Fast Check CL:

¿Qué más decía el video?

Les dejamos el listado de las demás enunciados expuestos en el video, los cuales nos parecieron imposibles de verificar, en base a nuestros criterios públicos.

  1. “Se iniciaron  programas para desarrollar y desplegar vacunas para niños tontos y crear un gran número de futuros problemas de salud crónicos”.
  2. “Todas las líneas celulares de la vacuna están contaminadas con SV40, un virus cancerígeno conocido de acción lenta“.
  3. “Los médicos han sido controlados mentalmente y engañados por investigaciones sesgadas que fueron seleccionadas cuidadosamente, ignorando cualquier estudio que fuera negativo, y que influía en la mayoría de ellos”.
  4. “(…) usó su poder monetario para hacerse con el control de todas las facultades de medicina alopática establecida y controló la asociación médica estadounidense y otras sociedades médicas para asegurarse de su agenda basadas en mentiras y engaños continuaran”.
  5. “Parte de este plan masivo para atontar y controlar mentalmente a las masas estadounidenses fue que el (…) comprara y consolidara todos los medios de comunicación estadounidenses”.
  6. “El CNN funciona como cartel de noticias ilegal y debería disolverse bajo las leyes antimonopolio para infringir espionaje y propaganda como arma de guerra contra el pueblo estadounidense”.

Conclusión

En conclusión, y tomando todo lo expuesto anteriormente, es que calificamos como engañoso lo señalado por esta cuenta de Instagram, puesto que usan una premisa que:

  • En primer lugar, aún es sujeto de investigación por la comunidad científica, ya que aunque se han hallado evidencias que vinculan el floruro con daños en el IC en regiones específicas del mundo con ciertas características, no existe información oficial y concluyente al respecto. Asimismo, no hay estudios en EE.UU. (el país emplazado en el enunciado), que avale aquello.
  • En segundo lugar, según todo lo indicado, los daños a salud provocadas por el flúor se podrían dar siempre y cuando este se ingiera de manera excesiva y crónica. Por ende, en términos reales, el único potencial problema a la exposición “normal” del mineral es la fluorosis dental.
  • Por lo tanto, esta publicación es engañosa, ya que utiliza algunas cuestiones verídicas, pero parciales, con falta de contexto y sin citar las fuentes respectivas, para asumir una posición como un hecho y desinformar con mala intención a las personas: Un engaño.
Comparte: