El mito de las drogas por contacto

You are currently viewing El mito de las drogas por contacto
Comparte:

A pesar de los diversos relatos de drogas por contacto, los expertos se√Īalan categ√≥ricamente que no hay pruebas contundentes que demuestren que existe este tipo de droga. Sin embargo, la viralizaci√≥n de historias y  el retorno a la presencialidad a las clases ha generado miedo y vulnerabilidad en la v√≠a p√ļblica.


Por Polet Herrera

¬ęDrogas por contacto: ¬ŅC√≥mo funcionan y qu√© tan factible es ser afectado por ellas en la calle?¬Ľ, ¬ęBurundanga en Chile: ¬ŅExisten las drogas por contacto?¬Ľ, son algunos de los titulares de diversos medios de comunicaci√≥n que se han compartido en los √ļltimos d√≠as. 

Tras el retorno a clases presenciales diversas estudiantes universitarias se han movilizado exigiendo mayor seguridad en el Barrio Rep√ļblica y en las afueras del metro Los H√©roes. De hecho, las alarmas se han encendido a tal punto que realizan mapas sobre posibles puntos en los que estar√≠an drogando a estudiantes. Por lo que, Fast Check CL decidi√≥ conversar con diversos acad√©micos y especialistas para conocer si las drogas por contacto realmente existen. 

El mito de las drogas por contacto

A cada cierto tiempo en las redes sociales se viralizan testimonios de personas que han sido drogadas por burundanga en la v√≠a p√ļblica o en el transporte, en diferentes ciudades del pa√≠s, as√≠ como tambi√©n por medio de aerosoles en el metro. Pese a los relatos, el comisario Patricio Navarro, jefe de la Brigada de Investigaci√≥n de Sustancias Controladas de la Polic√≠a de Investigaciones (PDI), se√Īala que en las pericias realizadas en su unidad ¬ęno se ha constatado la existencia de drogas de contacto¬Ľ.

Una visi√≥n compartida tiene la Doctora en Toxicolog√≠a y acad√©mica de la Universidad de Valpara√≠so, Fernanda Cavieres, quien menciona que no existe una definici√≥n consensuada de drogas por contacto, debido a que no existen. Sin embargo, agrega que cuando se utiliza ese t√©rmino ¬ęnos estamos refiriendo a aquellas drogas que entran en contacto con la piel y ejercen un efecto t√≥xico (…) Es un mito que la burundanga sea una droga de contacto, la escopolamina no se absorbe a trav√©s de la piel¬Ľ. 

Por su parte, Mario Rivera, qu√≠mico farmac√©utico y acad√©mico de la Universidad de Chile, agrega que ¬ęla mayor√≠a de las sustancias no penetra con facilidad la piel, y para que lo hagan deben estar formulados de una forma tal que haya un contacto estrecho con la piel por un per√≠odo muy prolongado. Por eso los spray y geles del metro son bien dif√≠ciles que tengan efecto¬Ľ.

Entonces, ¬Ņpor qu√© la gente tiene tanto miedo a las drogas por contacto si no existen? Isabel Puga, presidenta del Colegio de Psic√≥logos/as de Chile, se√Īala que entre las razones se debe a que, si bien ¬ęla Polic√≠a de Investigaciones no tienen suficiente evidencia, hay historias, y eso es lo que genera miedo e incertidumbre¬Ľ.

Adem√°s, Puga agrega que existe una sensaci√≥n de indefensi√≥n y vulnerabilidad, y los mayores temores que enfrentan en su mayor√≠a mujeres tiene que ver con ¬ęser v√≠ctimas de abuso sexual y/o violaci√≥n y riesgo vital¬Ľ.

Imagen de una persona metiendo droga en un vaso. Obtenida en twitter.

La Burundanga

En varias ocasiones se ha se√Īalado que la burundanga podr√≠a ser la sustancia que se utiliza en estos casos por ser una droga que genera pasividad, pero esta no suele ingerirse por contacto, sino que es mezclada con otras sustancias.

Se puede clasificar como  un agente de sumisi√≥n qu√≠mica y su principal componente es la escopolamina, que se obtiene a trav√©s de una planta llamada brugmansia, la cual est√° compuesta por unas 30 semillas que son capaces de provocar la intoxicaci√≥n.

¬ęLa burundanga contiene una sustancia que se llama escopolamina y su absorci√≥n a trav√©s de la piel solo se logra por parches transd√©rmicos, los cuales no servir√≠an para drogar intencionalmente a una persona en la v√≠a p√ļblica. En la medicina tradicional se usa a trav√©s de la ingesti√≥n oral, que es la forma m√°s com√ļn de intoxicaci√≥n. Ejemplo, las bebidas alcoh√≥licas¬Ľ, detalla Rivera.

Seg√ļn la informaci√≥n proporcionada por el Instituto de Salud P√ļblica, se puede reconocer como un polvo blanco cristalino de sabor amargo. Entre los efectos que provoca ingerir burundanga, la presidenta de la Sociedad Toxicol√≥gica de Chile, Fernanda Cavieres, explic√≥ que produce:

  • Sedaci√≥n y amnesia anter√≥grada, es decir p√©rdida de la memoria previo a ingerir la sustancia.    
  • Sequedad en la piel, mucosa, dificultades para hablar, pupilas dilatadas y visi√≥n borrosa.
  • En casos m√°s graves, arritmias cardiacas, taquicardias, colapso cardiovascular e insuficiencia respiratoria. Seg√ļn el Instituto de Salud P√ļblica, una dosis t√≥xica es de 1 gramo de escopolamina.
  • En dosis extremadamente altas podr√≠a causar la muerte. 
Imagen de la planta brugmansia. Obtenida en Quora.

Las drogas para cometer delitos

¬ęNo se ha constatado la intoxicaci√≥n intencionada en la v√≠a p√ļblica¬Ľ, se√Īala el comisario Navarro. Los lugares preferidos para drogar a las v√≠ctimas y cometer delitos de car√°cter econ√≥mico y/o sexual son restaurantes o lugares de recreaci√≥n, y no se realizan a trav√©s de contacto, sino que a trav√©s de sustancias que se ingieren por v√≠a oral.

El m√©todo m√°s frecuente es a trav√©s del consumo del alcohol. ¬ęEs el m√°s com√ļn y est√° relacionado para cometer abusos sexuales y actos de violencia¬Ľ, dijo el m√©dico Carlos Iba√Īez, jefe de la unidad de adicciones de la Cl√≠nica Psiqui√°trica de la Universidad de Chile.

Adem√°s, se√Īala que las benzodiazepinas son conocidas para fines delictivos y explica que son ¬ędrogas depresoras del sistema nervioso central y en dosis altas provocan que las personas pierdan la conciencia¬Ľ.

Seg√ļn la informaci√≥n publicada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC),  son un grupo de medicamentos: ¬ęPara tratar afecciones como la ansiedad, el insomnio y las convulsiones (…) O mitigar los efectos colaterales de otras drogas, sea por estimulaci√≥n o abstinencia¬Ľ. Su consumo cr√≥nico puede provocar adicci√≥n. 

Y al combinarlas con otras sustancias como el alcohol, drogas depresores u opioides – medicamentos que act√ļan como analg√©sicos contra el dolor intenso-, la OPS advierte que ¬ęaumenta considerablemente el riesgo de una sobredosis y la muerte¬Ľ.

Por eso, el comisario Navarro recomienda realizar un análisis toxicológico en el menor tiempo posible para identificar las sustancias que provocan efectos en el organismo.

  • Si sientes que fuiste drogada o drogado y necesitas ayuda m√©dica puedes llamar al CITUC, Centro de Emergencias Toxicol√≥gicas de la Universidad Cat√≥lica (+562 26353800).

Comparte: