“Los reos pueden votar pero los gendarmes que deben vigilarlos no lo pueden hacer”: #Engañoso

You are currently viewing “Los reos pueden votar pero los gendarmes que deben vigilarlos no lo pueden hacer”: #Engañoso
Comparte:

Se afirma en redes sociales que reos podrán votar, mientras que los funcionarios de Gendarmería «que deben vigilarlos no lo pueden hacer». Sin embargo, la información es engañosa, puesto que sin bien es cierto que reos están habilitados para sufragar, son solo 990. Además, gendarmes sí ejercerán este derecho.


Si tienes poco tiempo:

  • En redes sociales se asevera que: «Los reos pueden votar pero los gendarmes que deben vigilarlos no lo pueden hacer».
  • Lo anterior es engañoso, ya que si bien hay personas privadas de libertad que están habilitadas para votar el próximo 4 de septiembre, estas son solo 990. Además, desde Gendarmería explicaron que quienes vigilarán este proceso, si podrán sufragar mediante coordinación interna.

Por Elías Miranda

En redes sociales se afirma lo siguiente: «Los reos pueden votar pero los gendarmes que deben vigilarlos no lo pueden hacer».

Lo anterior tiene relación a una verificación realizada por Fast Check CL, en que se asegura que «150.000 presos votarán el 4 de septiembre». En esa oportunidad, desmentimos que se tratase de ese orden de magnitud.

Sin embargo, lo que se afirma esta vez, es engañoso. Acá te explicamos las razones.

Votarán 990 privados de libertad

En realidad, y conforme a lo que dispone la Constitución vigente, una persona que cuenta con una condena de 3 años y 1 un día conserva el derecho a sufragio. Quien está impedido, por ejemplo, es la Â«persona acusada que merezca pena aflictiva o por delito que la ley califique como conducta terrorista».

Hasta 2021, se contabilizaron 7.000 personas que, privadas de libertad, se encontraban habilitadas para votar. De ese total, y, según lo que explicaron desde el Ministerio de Justicia, «quienes ejercerán su derecho a sufragio en las mesas constituidas en los establecimientos penitenciarios, deben haber realizado el cambio de su domicilio electoral, de manera voluntaria, y en los plazos establecidos en la legislación electoral».

¿Cuántos de ellos fijaron su domicilio electoral en establecimientos penitenciarios? De acuerdo a Gendarmería y el Servicio Electoral (Servel), son 990 las personas privadas que realizaron este cambio de domicilio, y que por tanto, están habilitadas para sufragar el próximo 4 de septiembre.

Además, son 14 los centros penitenciarios donde estas personas privadas de libertad podrán votar.

En definitiva, la publicación compartidad en redes sociales omite que los reos habilitados para sufragar son menos de mil.

¿Y qué pasa con los gendarmes?

Desde Servel y Gendarmería aclararon que son 39 los gendarmes que cambiaron su domicilio electoral a una institución penitenciaria, por lo que podrán ejercer su derecho en esa instalación.

En definitiva, son 1.029 los electores que están habiltados para votar en un centro penitenciario, si consideramos a las personas privadas de libertad y a los gendarmes (990+39).

¿Pero y el resto de los gendarmes? Fast Check CL se contactó con Gendarmería para saber la situación electoral de los gendarmes a nivel país durante ese día de votación. La institución expresó que habrá una coordinación interna, mediante turnos, para que los funcionarios puedan votar en esa jornada.

Lo descrito en el párrafo anterior funcionará de igual manera con aquellos gendarmes que vigilarán a los reos habilitados para votar. Es decir, también será una coordinación interna a través de turnos con el fin de vigilar a los reos.

Por ende, no es cierto que los gendarmes no podrán votar en el Plebiscito de salida.

Conclusión

Fast Check CL declara como engañosa la premisa inicial. Si bien hay personas privadas de libertad que están habilitadas para votar el próximo 4 de septiembre, estas son solo 990. Además, desde Gendarmería explicaron que quienes vigilarán este proceso, sí podrán sufragar mediante coordinación interna.

Comparte:

Elías Miranda

Periodista de la Universidad de Playa Ancha y Licenciado en Comunicación Social. Dedicado al fact-cheking, periodismo de datos e investigación. He colaborado en distintos medios como reportero gráfico, redactor y columnista de cine.