Proyecto minero fue aprobado en la comuna de Putaendo #Real

FastCheckCL revisó la información del Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) que aprobó el 20 de abril de este año la planificación impulsada por la Compañía Minera Vizcachitas Holding (CMVH) para iniciar proyecto minero en Putaendo.


Por Nicolás Villarroel

Durante la semana pasada, medios como El Mostrador o El Ciudadano informaron sobre esta noticia, alertando que el gobierno de Chile aprobó este proyecto en tiempos de pandemia por el Covid-19.

Según la página web de dicha compañía, CMVH es una empresa que está desarrollando el proyecto minero de cobre, molibdeno y plata, ubicándose en el sector cordillerano, a 30 kilómetros de la ciudad de Putaendo, en la región de Valparaíso. Además, es perteneciente a la firma canadiense Los Andes Copper Ltd.

El equipo de FastcheckCL comprobó los informes y verificó que el proyecto llamado “Sondajes Mineros de Prefactibilidad Las Tejas” fue presentado oficialmente el 07 de junio de 2019 y aprobado por la Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) el pasado lunes 20 de abril del 2020.

El objetivo del Proyecto sería realizar un programa de sondajes durante los próximos 4 años (2020 al 2024), con la finalidad de profundizar el nivel de certeza del recurso mineral, minimizando las incertidumbres geológicas y obteniendo información básica requerida para confeccionar los modelos geológicos de litología, alteración y distribución de mineralización metálica.

Objetivo general del proyecto Sondajes Mineros de Prefactibilidad Las Tejas.
Paola Leiva, Presidenta Colectivo Dignidad y DDHH Aconcagua.

Diversos actores políticos de oposición, ong’s, movimientos sociales y la municipalidad de Putaendo han manifestado su rechazo al proyecto e hicieron un llamado a la suspensión total del de plazos del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

Puedes ver la carta completa en rechazo al proyecto aquí.

En conversación con FastcheckCL, el alcalde (s) de la comuna, Fabián Muñoz, señala que como municipio creen que es un “proyecto dañino” para la zona, ya que este afectaría principalmente a Río Rocín, el cual es tributario del Río Putaendo y que según Muñoz es la “única fuente de agua dulce que tienen”.

Según el informe del proyecto, el inicio de las actividades tendría lugar durante el primer semestre del 2020 y tiene una inversión total de USD $25.000.000.

Agregar un comentario