“Estudio de Pfizer confirma que la inyección se acumula en el hígado y causa hepatitis”: #Falso

You are currently viewing “Estudio de Pfizer confirma que la inyección se acumula en el hígado y causa hepatitis”: #Falso
Comparte:

En distintas publicaciones de redes sociales se ha compartido que un estudio de Pfizer confirmó que la vacuna causa hepatitis fulminante infantil. Pero, Fast Check CL pudo comprobar que esto es falso, pues no hay ningún estudio que demuestre que la vacuna de Pfizer causa hepatitis. De hecho, los expertos aseguran que la gran mayoría de los casos notificados no están vacunados, por lo que se descarto que esta fuera la causa de la hepatitis infantil.


Si tienes poco tiempo:

  • En Facebook se viralizó una imagen de un artículo que asegura que un estudio de Pfizer confirmó que la vacuna causa hepatitis fulminante infantil.
  • Sin embargo, Fast Check CL pudo comprobar que en ninguno de los estudios, que se comparten en el artículo, se asegura que la vacuna covid-19 que se administra cause hepatitis.
  • Además, los expertos afirman que la gran mayoría de los casos notificados con hepatitis infantil no estaban vacunados, por lo que se descarto que esta fuera la causa.

Por Isidora Osorio

En medio de los casos de hepatitis que ha afectado a niños de distintas partes del mundo, en Facebook se viralizó una imagen que muestra una publicación de Ciencia y Salud Natural, donde se asegura que la vacuna covid-19 causa hepatitis fulminante infantil.

«El propio estudio de Pfizer confirma que la inyección de ARNm se acumula en el hígado y causa hepatitis», se afirma en la imagen. Sin embargo, Fast Check CL pudo comprobar que esta información es falsa, ya que en ninguno de los estudios citados se asegura que la vacuna Covid-19 cause hepatitis. Además, los expertos han declarado que se descartó que la hepatitis fuera consecuencia de la inyección.

Imagen verificada.

Estudio de Pfizer no dice que causa hepatitis

Para sustentar la información, el artículo de Ciencia y Salud Natural -de donde proviene la imagen viralizada en Facebook- cita un estudio del Departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad de Lund (Suecia), el cual, según dicen, habría demostrado que «las proteínas de punta (spike) expresadas en la superficie de las células hepáticas pueden ser atacadas por el sistema inmunitario y posiblemente causar hepatitis autoinmune».

Sin embargo, en ningún momento el estudio especifica, en sus descubrimientos, que la vacuna de covid-19 cause hepatitis. De hecho, en una verificación del medio Australian Associated Press, los mismos investigadores, Yang de Marinis y Magnus Rasmussen, señalan que sus resultados fueron «malinterpretados en muchos casos».

Además, dicen que la investigación se llevó a cabo en un laboratorio con células en una placa de Petri, que no es lo mismo que un estudio con sujetos humanos, ya que «las líneas celulares difieren de las células de los organismos vivos».

Y, agregan que «no hay ninguna razón para que nadie cambie su decisión de vacunarse basándose en este estudio».

De igual manera, el artículo de Ciencia y Salud cita dos investigaciones más (1,2). Pero, en ninguna se menciona que la vacuna de Pfizer que se administra actualmente cause hepatitis. La primera es un «estudio de biodistribución de la vacuna Pfizer de la agencia reguladora japonesa», que resulta ser una investigación en ratones, publicada en noviembre de 2020, donde no se menciona la hepatitis.

La segunda, es un estudio, publicado el año 2004, que especifica que la vacuna recombinante basada en Ankara se asoció con un aumento de la hepatitis en hurones, pero esta inyección no es la misma que se está utilizando actualmente, además se refiere al SARS-CoV-1 y no al SARS-CoV-2, por lo tanto, ni el virus ni la vacuna coinciden.

La vacuna no está vinculada con los casos de hepatitis

De igual manera, Fast Check CL, a través de expertos, pudo comprobar que los casos de hepatitis infantil no están relacionados con la vacuna.

El médico Gabriel Rada, fundador y director ejecutivo de la Fundación Epistemonikos, aseguró que «lo que se sabe (respecto a la hepatitis infantil) es que muchos de los casos son en niños NO vacunados, por lo que parece muy poco probable que esa sea la causa».

El infectólogo, pediatra y académico de la Universidad de Chile, Miguel O’Ryan, afirmó que no ha salido ningún estudio o reporte que sustente la idea de que las vacunas estén causando hepatitis.

Además, el pasado 25 de abril, el médico Alejandro Soza, gastroenterólogo y hepatólogo de la Universidad Católica, aseguró que «ninguno (de los niños notificados con hepatitis) había sido vacunado contra el Covid-19, descartando que esta hepatitis sea causada por la vacuna. Pero, aún se investiga su relación con el SARS-CoV-2, específicamente su variante Ómicron».

Coincide con esto la Organización Panamericana de Salud (OPS), la cual indicó que «con base a la información actual, la mayoría de los niños afectados no recibió la vacuna contra el Covid-19 y por ahora se descarta que los casos estén relacionados con la vacunación». 

¿Qué se sabe de los casos de hepatitis infantil?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hepatitis «es una inflamación del hígado que puede causar una serie de problemas de salud y puede ser mortal. Las cinco cepas principales del virus de la hepatitis son las de los tipos A, B, C, D, y E». Sin embargo, en la hepatitis recién notificada no se identificó ninguno de estos tipos de virus, por lo que es de origen desconocido.

Según información oficial de la misma institución, actualmente hay 228 casos en 20 países y cuatro niños han muerto (tres en Indonesia). La gran mayoría de estos casos se registran en Europa, especialmente en el Reino Unido, aunque también se han detectado en América y Asia.

En cuanto a los síntomas, la OPS afirma que «la hepatitis aguda tiene diferentes indicios: gastrointestinales, como diarrea o vómito, fiebre y dolor muscular. Pero, lo más característico es la ictericia — una coloración amarilla de la piel y los ojos». 

Si bien aún no se sabe la causa, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) aseguró que «la información recopilada a través de las investigaciones sugiere cada vez más que el aumento de los casos graves de hepatitis puede estar relacionado con la infección por adenovirus. El adenovirus fue el patógeno más común detectado en 40 de 53 (75%) casos confirmados analizados».

Conclusión

Fast Check CL calificó como falsa la información, ya que en ninguno de los estudios citados se asegura que la vacuna Covid-19 cause hepatitis. Además, los expertos afirman que la gran mayoría de los casos notificados en niños no estaban vacunados, por lo que se descartó que esta fuera la causa.

Comparte:

Isidora Osorio

Periodista de la Pontificia Universidad Católica de Chile.Trabajé como investigadora en el Premio InspiraTec del Ministerio de Economía de Chile, en el programa Mi Barrio de Canal 13 y fui finalista del premio Periodismo de Excelencia de la Universidad Alberto Hurtado (2018).Mi gran pasión son analizar temas con datos, hacer fact checking y descubrir cosas nuevas en ciencia y salud.